Noticias

¡Vélez Sarsfield campeón del Torneo Inicial 2012!

foto

Brian Ferreira, Federico Freire, Lautaro Giannetti y los hermanos Desabato son parte del actual plantel campeón.

El festejo se desparramó a uno y otro lado de la avenida General Paz que separa la Capital Federal de la provincia de Buenos Aires. Pero desde bien temprano, se concentró en el estadio José Amalfitani. Allí, Vélez hizo lo que tenía que hacer: le ganó 2-0 al muy venido a menos Unión de Santa Fe. Y como Lanús perdió 1-0 con River, ayer mismo dio su cuarta vuelta olímpica en los últimos siete años, y la novena en el ciclo profesional.

 

Sin ser un gran equipo, Vélez es un buen campeón. Parecía entregado, después de haber perdido 1-0 ante Newell’s en Rosario. Pero, a partir de allí, por la décima fecha del campeonato, tomó un impulso tal que lo llevó a ganar siete de sus últimos ocho partidos, con 14 goles a favor y sólo tres en contra. Sólo Boca Juniors, defendiéndose sin pudor, le pudo ganar 1-0 en Liniers. 

 

De esos 14 goles en 8 fechas, Facundo Ferreyra marcó 9 (antes le había hecho dos a San Lorenzo). Y por ahí anda otra de las explicaciones de esta alegría. A Vélez le apareció un goleador cuando más le hacía falta. Y como Lucas Pratto anotó otros seis goles, habrá que concluir que el Fortín además tiene lo que ninguno puede mostrar: delanteros que hacen goles. De los 27 señalados hasta aquí, 17 los hicieron sus atacantes.

 

Además del envión final y de la eficacia de sus goleadores, el entrenador Ricardo Gareca es otra de las razones del campeonato. “El Flaco” no se quejó cuando a principios de la temporada se le desmembró el plantel porque se fueron Fernando Ortiz, Augusto Fernández, Víctor Zapata, Juan Manuel Martínez, David Ramírez y Mauro Obolo, entre otros tantos. Al contrario, se dedicó a trabajar más y más en la Villa Olímpica de Ituzaingó y a reformular su equipo para mantenerlo igual de competitivo con menos de lo que tenía en el torneo pasado.

 

Otra vez compró poco y bien Vélez (y aquí también hay un gran mérito del mánager Christian Bassedas). Llegaron el goleador “Chucky” Ferreyra, el experto Federico Insúa para manejar los hilos del ataque, el colombiano Jonathan Copete (que se lesionó ante Belgrano y recién reapareció ante All Boys) y el arquero uruguayo Sebastián Sosa, quien le quitó la titularidad al cordobés Germán Montoya tras la derrota ante Newell’s.

 

Con ellos y con juveniles hechos en el club como Gino Peruzzi, otro cordobés, Agustín Allione y Lucas Romero que demostraron estar maduros para esta circunstancia, más el aporte experimentado de Fabián Cubero, Sebastián Domínguez y Emiliano Papa, Gareca recompuso la estructura y sostuvo su idea de poner la pelota contra el piso, jugarla por los costados y permanente con una mentalidad de ataque.

 

Hubo partidos en los que esa idea pudo mantenerse. Y otros como ante Godoy Cruz, Quilmes y All Boys en los que hubo que recurrir al oficio y a la solidez. No siempre Vélez jugó bien. Pero en la recta final, no aflojó. Ganó los partidos que tenía que ganar. Y con los goles de Ferreyra logró prender una nueva estrella en un escudo al que pronto habrá que agrandar si le siguen lloviendo los éxitos.

 

Fuente: La Voz


« VOLVER

 
borde
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Seguinos en: Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Facebook Compartir en Linkedin Google+ Follow Me on Pinterest