Noticias

Romagnoli envió un mensaje

foto

Figura contra el globo, su tarea fue un recado para Ramón díaz, para la gente y, sobre todo, para los dirigentes, en plena lucha de poder por la elección del futuro técnico.

02-05-2011 --  El clásico del quiebre, el del principio del fin, el de la creación de una nueva era, en realidad, fue otro. Hace tiempo, en el mismo escenario, contra otro poderoso. Aquella tarde en la que Iván Pillud se pareció por una sola vez en su carrera a Dani Alves. Tuvo una formidable colaboración el lateral (a veces, volante y otras delantero) de Racing: su marca fue una sombra pasajera. No le respiró en la nuca Leandro Romagnoli: lo corrió desde atrás, sin fervor por el quite, si toda su vida fue un ensayo a la gambeta. Ramón Díaz lo tomó como una ofensa: el mundo futbolero se burló de su táctica, marca que aún debe dolerle más allá de aquella derrota por 2 a 1. Leandro es el líder silencioso, el emblema del sentimiento. No grita, no gesticula: sólo habla. Cuando pudo, dijo lo que dijo. Una obviedad, en realidad: "No siento la marca, no puedo jugar como volante por la izquierda, yo soy un enganche". Dueño de la escena hasta ayer nomás, Ramón no lo perdonó: (casi) nunca más fue titular. La excepción de la regla, cuando el segundo ciclo de Ramón se fagocitaba con sus polémicas mediáticas con el presidente y más de una torpeza táctica, fue la continuidad contra Vélez. La caída por 2-0 provocó la ira enardecida del entrenador, que amenazó con irse. "La puerta está abierta", cuentan que dijo el ídolo del silencio. Peor, susurran, fue el entretiempo contra Tigre: saltó a la cancha con el fastidio de los que se deben vestir de salvadores. "¿Ahora me vas a poner?" Lo puso, claro, pero las derrotas continuaron y el portón se abrió definitivamente. Ramón se fue en su ley y Romagnoli, al fin, jugó en su ley: libre, pensante, decisivo. Un enganche: Miguel Ángel Tojo no descubrió la pólvora. Romagnoli, en libertad, lanzó un mensaje. Figura en el clásico contra Huracán (que no es una medida verdadera, pero que sala las heridas como pocos), envía un recado para todos. Para el DT que ya no está, para los dirigentes que se pelean como niños, para el público que aplaude y cuestiona. No sólo Pipi: el equipo, el plantel, brindó un mensaje. Convirtió en añicos a Huracán en el sencillo 3-0 y expuso personalidad a futuro.

 

 

 

La explosión en el vestuario, minutos después, explica el resto. Hay unión interna en el plantel, que expone aún más las desventuras dirigenciales, en las que cada uno mira su ombligo. El presidente Abdo y el Bambino, por acá. Carlos Datria, un vicepresidente, por allá. Jorge Aldrey, el tercer hombre, más acá. "Hay una lucha de poder en el club, por eso me bajo. No soy una rata que se arrastra. Otra vez será", lanza Pipo Gorosito. No hay buenos y malos: todos aportan a la confusión. "No es el tiempo de Maradona", dicen algunos, supuesto guiño a Julio Grondona. Diego Cagna, Leonardo Madelón, Roberto Sensini y Luis Zubeldía (el orden de aparición puede ser una trampa) miran por TV las desventuras de sus posibles jefes. Pero entienden que plantel, lo que se dice un buen grupo de jugadores, hay de sobra: Romagnoli se besa el escudo y eleva los brazos cuando sale del campo de juego, reemplazado por Sebastián González. El público lo despide de pie. "Necesitaba jugar, antes se me hacía muy difícil. Pero no le echo la culpa a nadie, la culpa es mía. Cuando jugaba por los costados, nunca me sentí cómodo", cuenta Leandro, el hombre de la 10. Sin embargo, aclara algo: "Con Ramón nunca tuve un entredicho, a pesar de que jamás me tuvo como la primera opción".

 

 

 

Antes del partido, se emocionó con la motivación del Bambino. Y les espetó a sus compañeros: "Este partido hay que jugarlo con el corazón". Así fue: con el dolor de la goleada del Globo una rueda atrás, se transformó la escena. De un 0-3 a un 3-0 en menos de seis meses. Se corta una serie de cinco partidos sin victorias. Se desempolva el manual de cómo volver a ser. Alivio futbolero en medio del volcán dirigencial. Tojo da la charla táctica, Toti Veglio ensaya el balón detenido y Veira motiva. Simple como el fútbol. "Solamente vine a dar una mano. Tiene que venir un técnico, porque lo mío está en las inferiores. Si puede ser el lunes, mejor", advierte Tojo.

 

 

 

 

-¿Y si no es el lunes? Después de esto, van a tomarse su tiempo.

 

 

-Si no es el lunes, debe ser el martes. O el miércoles?

 

 

 

San Lorenzo se analiza en el diván. En lo futbolero, tiene alta momentánea. En lo dirigencial, consume pastillas de todos los colores.

 

 

 

 

DIXIT

 

 

"Hay unión en el plantel, que expone aún más las desventuras dirigenciales, en las que cada uno mira su ombligo"

 

 

 

 

Gorosito se bajó solo

 

 

Néstor Gorosito se bajó de la carrera por ser el sucesor de Ramón Díaz. "Por todas las cosas que se están diciendo, me bajo de la opción. Es por una cuestión de principios."

 

 

 

 

Por la vuelta

 

 

Los jugadores de San Lorenzo se sumaron al sueño de volver a Boedo e ingresaron en el campo de juego con una remera que rezaba: "Sí a la ley de restitución histórica".

 

 

 

 

Matías Quiroga y Roly Zárate, afuera

 

 

Tanto el defensor y como el delantero de Huracán no podrán estar frente a Olimpo por llegar a las 5 amarillas.

 

 

 

 

Se resintió Bataglia

 

 

El volante del Globo tuvo que ser reemplazado por el juvenil Franco Chiviló por haberse resentido del esguince en el tobillo derecho.

 

 

 

 

Los penales de Ortigoza

 

 

El argentino nacionalizado paraguayo lleva 17 penales consecutivos convertidos: 16 en Argentinos y 1 en San Lorenzo.

 

 

 

 

 

 

Fuente: Lanacion.com.ar


« VOLVER

Romagnoli Leandro

Romagnoli Leandro
  • Club Actual: San Lorenzo
  • Fecha de nac.: 17/03/1981
  • Nac.: Argentino/ Italiano
  • Mediocampista Ofensivo

 
borde
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Seguinos en: Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Facebook Compartir en Linkedin Google+ Follow Me on Pinterest