Noticias

Quilez: “En Argentina hay laterales muy buenos”

foto

Suplente en el Colón de Gamboa, Ismael Quilez aún no cree que Batista lo haya convocado a la Selección local. Retruca el discurso de la mayoría, preocupada por la falta de marcadores de punta de elite, y dice que sueña con estar en la Copa América para jugar con uno de sus referentes: el Pupi Zanetti.

0603-2011 --  Mientras la mayoría de los convocados por Sergio Batista que juegan en el medio local se retira en sus autos o se sube al de algún compañero para que los acerque a su casa, Ismael Quilez se queda en Ezeiza. Santa Fe está demasiado lejos para ir y volver al día siguiente, con la carga que representa haberse entrenado con la Selección. El lateral de Colón duerme dos veces por semana en el predio con otro santafesino, Mauricio Sperdutti, de Newell’s. Tantas veces habrá soñado Quilez con estar en Ezeiza, y ahí sueña hoy, imaginándose su debut en la Mayor.

 

 

 

-Cada vez que subías de categoría y veías que podías aspirar a más, ¿cuántas veces soñaste con esta chance y cuántas pensaste que realmente te podía tocar? -Viendo que estaban Zanetti o Ibarra, la verdad, ni pensaba que podía jugar en la Selección. Era difícil, aunque después te acerqués a jugar en Primera, más tarde te afirmés y luego lo soñés. Lo máximo, para mí, es defender al país, así que el entusiasmo siempre lo tuve.

 

 

 

-¿Te pellizcaste? -(se ríe) Un poco sí... Esto es increíble.

 

 

 

-¿Cómo te enteraste? -Por el diario. En realidad estábamos chateando con un amigo y de repente me felicitó por la convocatoria. “No, pero eso fue el año pasado”, le contesté, y él me retrucó diciéndome que había salido en la tele. Al otro día me lo comentaron los dirigentes, también. Es más: antes de entrenarme por primera vez con la Selección chequeé una vez más, porque uno nunca sabe. Te juro que dudaba, era algo demasiado importante para ser verdad.

 

 

 

-¿Y tus compañeros? -¡Se habían enterado antes que yo! Cuando llegué a la práctica me entraron a felicitar, y yo, nada, no sabía nada. Pero me insistieron tanto que les acepté la felicitación, porque la verdad es que no se puede creer. En Colón peleo por un lugar y Batista me convoca a la Selección. Es increíble.

 

 

 

-¿Cómo encarás la situación? -Con la tranquilidad de que todavía no logré nada. Yo siempre aspiro a más. Obvio que tengo un poco de nervios, pero apenas me pongo la pechera de la Selección se me pasa todo.

 

 

 

-¿Pensás en la Copa América? -Seguro. Aunque sea difícil, la esperanza no me la va a sacar nadie.

 

 

 

-Batista los reunió y les dijo qué quiere de cada uno. Se sabe que no abundan los laterales. ¿Qué te pidió? -Yo creo que hay bastantes jugadores de buen nivel para esa posición. Está Pillud, que me gusta mucho. Grana, otro muy bueno, el mismo Gastón Díaz, con quien lucho por un puesto. Y bueno, Zabaleta, Clemente, que ya son consagrados. Hay muy buenos laterales.

 

 

 

-El próximo 16, la Selección local recibirá a Venezuela para inaugurar el Wstadio del Bicentenario, en San Juan. ¿Te imaginás ahí? -Ojalá. Sería un logro importante. Y si no se da, bueno, tendré la tranquilidad del que dejó todo para estar.

 

 

 

-Pozo, Garcé, Prediger y el Bichi Fuertes ya jugaron en la Selección. ¿Les pediste algún consejo? -La verdad, me da vergüenza hablar del tema, no me gusta mucho. Ellos ya me encararon y me dijeron que siempre me acuerde de todo lo que he vivido para estar ahí. Que eso te cambia la mirada. Y es verdad. Te da más fuerzas. Si te acordás lo que te costó llegar y lo que tuviste que luchar para poder jugar en Primera, y hoy estar en un seleccionado, se disfruta el doble.

 

 

 

-¿Cuál es tu referente? -Dos: Ibarra y Zanetti. Al Negro lo seguía cuando estaba en Colón, también cuando pasó por Mónaco, y ni hablar en Boca. Un jugador increíble, con una trayectoria bárbara, que ganó de todo.

 

 

 

-Y al Pupi capaz que lo tenés de compañero.

 

 

 

-Sería una locura, se me pone la piel de gallina de sólo pensarlo. Es medio loco imaginar eso, mejor vivir este momento y después ya veré qué sucede. Todavía no puedo creer que estoy durmiendo en el predio, es como un hotel, un lujo increíble. Me gusta estar acá. Ezeiza es el cielo.

 

 

 

 

Fuente: Olé.


« VOLVER

 
borde
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Seguinos en: Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Facebook Compartir en Linkedin Google+ Follow Me on Pinterest