Noticias

Nicolás Otamendi: “Maradona sabe poner en práctica todo lo que aprendió durante su carrera”

foto

En Argentina conviven con "Dios" y elogian al Maradona técnico.

09-06-2010 -- Son casi tres semanas de convivencia con alguien que siempre han idolatrado. Los argentinos viven una experiencia poco común en esta Copa del Mundo: ser entrenado por una especie de "Dios" en su país, un ídolo que era parte de la infancia de cada uno y probablemente ayudó a despertar el deseo de ser un jugador de fútbol.

 

Tener a Maradona como entrenador de los jugadores argentinos requiere un esfuerzo para separar al mito del profesional. Sin exagerar, sería como si un miembro de un club de fans de Madonna tuviera la oportunidad de hacer un recorrido por más de un mes con la cantante, pero en condición de subordinado, teniendo que seguir las órdenes y cumplir con sus deseos.

 

Al menos en el discurso, los argentinos están lidiando bien con la situación. El defensor Nicolás Burdisso, uno de los suplentes del equipo, dijo que la legendaria figura de Diego Maradona quedó en el olvido en la primera conversación. Pero será mucho más recordada en las historias contadas a sus nietos.

 

"La leyenda Maradona siempre estará con nosotros. Sólo sé que después de la primera conversación con Maradona, ya no necesitamos un ídolo, y necesitamos un entrenador. En la actualidad, la relación es entre entrenador y jugador. Cuando terminemos, seguramente estaremos encantados de haber estado, participado y haberlo tenido como técnico", dijo.

 

Maradona también se esfuerza para no crear una relación entre fan e ídolo. Durante la práctica, juega con los futbolistas, reparte abrazos, habla de forma individual y no tiene el comportamiento de un jefe autoritario. En definitiva, se trata de integrar al grupo como si fuera todavía un jugador.

 

 

Cuestionado en su labor desde muy temprano en la Argentina, incluyendo las declaraciones de jugadores como Verón indagando sobre las decisiones determinadas, Maradona es ahora también elogiado por su método profesional. El defensor Nicolás Otamendi, dice que el héroe de la conquista en 1986, en México, sabe poner en práctica todo lo que aprendió durante su carrera.

 

"Contar con Maradona como entrenador es, obviamente, algo más, porque él es más que un entrenador para nosotros. Pero Diego también sabe manejar el vestuario y cómo hacer un buen entrenamiento, porque ya fue un jugador", argumenta.

 

Sin embargo, la luna de miel podría terminar si la Argentina tuviera problemas en la Copa del Mundo. Bajo presión, Maradona es explosivo y no mide palabras o actitudes. Puede pasar de amigo a jefe autoritario y causar desgastes capaces de sacudir su figura de mito para los jugadores. Es difícil predecir cómo será la relación después de meses de vivir juntos.

 

 

Fuente: Terra.com


« VOLVER

 
borde
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Seguinos en: Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Facebook Compartir en Linkedin Google+ Follow Me on Pinterest