Noticias

Messi y Pastore más 9

foto

Javier Pastore es el futbolista argentino más glamoroso. Destila clase y elegancia. Todo lo hace simple, con garbo y sentido estético. Tiene cambio de ritmo y panorama. Aceleración, pausa y freno.

15-11-2010 ---  No tomen tan en serio el título de la nota. El técnico es Batista y él decide. No pasa de ser una adaptación del slogan de Adidas. No está mal que los detractores de las frases publicitarias recuerden las anteriores y bien recientes fórmulas de felicidad: Mascherano + 10, Mascherano y Messi + 9, Mascherano, Messi y Jonás + 8. Sabemos cómo terminaron las ecuaciones de Diego. Al final fue Alemania + 4 en Sudáfrica. Pero antes de la debacle de Ciudad del Cabo, vimos la película de Palermo en la fría Polokwane. Todos nos emocionamos con el gol de Martín. Sin embargo, en el minuto 77 de aquel triunfo ante la amarrete Grecia se produjo un hecho futbolístico importante. Maradona, quien merece todo el crédito por esa elección, mandó a la cancha a Javier Pastore para reemplazar a Kun Agüero. "El enganche del Palermo italiano tardó 30 segundos en meterse en el partido. Grecia no lo tenía en su catálogo. El 23 argentino se ubicó a la espalda de Tziolis y empezó a distribuir el balón con agilidad e inteligencia. Interpretó el concepto de tocar y moverse para volver a intervenir en la jugada. El principal beneficiado con el ingreso de Pastore fue Messi. Como antes con Pablo Aimar, Leo se entiende muy bien con los futbolistas que pasan rápido la pelota". Escrito en la madrugada sudafricana del 23 de junio, el texto apuntaba al nacimiento de una sociedad dentro del equipo. Lamentablemente, fue apenas una expresión de deseos. Contra México, convivieron nada más que tres minutos. Pastore ingresó por Maxi Rodríguez a los 87para cubrir el costado derecho en la mitad de la cancha. Y en la infausta tarde-noche Diego estaba conversando con Javier para, a esa altura, el demorado cambio, cuando Klose hizo el gol más fácil de su vida y puso el juego 0-2. Entró por Otamendi, pero ya era imposible cambiar el final del cuento.  

 

 

 

Javier Pastore es el futbolista argentino más glamoroso. Destila clase y elegancia. Todo lo hace simple, con garbo y sentido estético. Tiene cambio de ritmo y panorama. Aceleración, pausa y freno. El pasado 28 de octubre, mi amigo Fernando Pacini lo definió con las palabras justas: "Donde habitualmente manda la impaciencia, porque un contraataque es una jugada urgente, Pastore no teme a la demora. Suele esperar criteriosamente el momento justo para optar entre el pase o la maniobra personal. Su presencia en el partido es permanente, procurando siempre por ocupar los lugares más fértiles del campo para recibir, perfilarse y organizar. Con frecuencia va hacia los costados para ganar comodidad. Ese trote constante, buscando los sitios adecuados, lo hace invisible para los Gattussos de turno".  

 

 

 

A su juego sensual y seductor, le ha agregado gol. En esta temporada 2010-2011, ya ha marcado ocho, siete en la Liga y uno en la Europa League. En toda la 2009-10, había anotado solamente tres en 37 partidos entre campeonato y Copa Italia. A partir de la venta del uruguayo Cavani a Napoli, se ha comprometido con el rol de finalizar las jugadas de ataque. Juega detrás de la referencia ofensiva, aún sin nombre fijo. Han rotado en esa posición el uruguayo Hernández, el chileno Pinilla y los italianos Miccoli y Maccarone. Pero Pastore no se toca. Ya no se conforma con dar el último pase. Pisa el área más seguido y marca goles de delantero. Ayer, en el clásico de Sicilia contra Catania, hizo tres, uno de cabeza, uno de derecha y el otro de zurda. Interpretó magníficamente el concepto de que "llegar es mejor que estar" y aprovechó muy buenas elaboraciones colectivas. Se llevó la pelota de recuerdo y todos los elogios de sus compatriotas rivales. "Fue un honor compartir la cancha con él", escribió en su Twitter Alejandro "Papu" Gómez (@papugomez). "Pastore la rompió y nos hizo 3", confesó el arquero Mariano Andújar (@mariano21)  

 

 

 

Mientras tanto, Lionel Messi sigue asombrando al mundo con un año extraordinario. Juega cada vez mejor. El periodista español Santiago Segurola dice: "Es Maradona todos los días". Para mí es Michael Jordan. A su impresionante técnica individual, le ha agregado un total conocimiento del juego. No sólo engaña con la pelota, también lo hace sin ella. Como sabe que el adversario está pendiente de sus movimientos, finge desentenderse del partido hasta pasar inadvertido. Se va al costado, flota detrás del mediocampista central rival y logra que se olviden de él. Y en ese momento, les recuerda a todos que todavía está en la cancha. Y casi siempre, ese recordatorio termina en gol. Lleva 20 en la temporada, 19 con Barcelona y uno con la Argentina, en el amistoso ante España. En 2010, ha marcado 51 goles oficiales, una locura. Esta es la parte donde muchos repiten: "Y. pero en el Mundial no metió ni uno y en la selección no pasa nada". Bueno, lamento que se pierdan de disfrutar al mejor jugador del mundo. Es cierto: tras una muy buena primera fase, se perdió ante México y Alemania jugando a cincuenta metros del arco contrario. Por propia decisión y por indicación de Diego, se retrasó y perdió eficacia e influencia en los partidos de mano a mano. No es enganche, ni conductor. Es delantero y goleador. Hace exactamente un año, Pep Guardiola lo transformó en el "nueve" con estos escalofriantes números: cuenta 66 goles en sus últimos 65 partidos en Barcelona. Su nuevo lugar en la cancha desplazó del equipo y del club a Zlatan Ibrahimovic. El sueco no aceptó su papel complementario. Hoy ese rol lo cumple con gran éxito David Villa. Sin perder presencia en el área, el español interpreta muy bien a Messi y le ha servido unos cuantos pases de gol. Sus compañeros tejen el juego con paciencia, criterio, precisión y velocidad. Xavi e Iniesta dictan el tempo. Y, camuflado entre defensores y volantes rivales, Leo define los ataques por el centro. Su zona favorita es la medialuna del área. Ahí te mata. Pero su cosecha también incluye los clásicos "goles de goleador", esos de rebote dentro del área chica. Los que, por ejemplo, facturó Gonzalo Higuaín ante Corea en el Mundial de Sudáfrica.  

 

 

 

Confirmado en el cargo por una comisión dibujada que avaló la unipersonal decisión de Grondona, Sergio Batista empezará su ciclo de entrenador definitivo nada menos que ante Brasil pasado mañana en Qatar. Las ausencias de Tevez y Agüero por sendas lesiones refuerzan la posibilidad de que Lionel Messi y Javier Pastore compartan equipo titular por primera vez. Leo lo "ama" y lo quiere con él en Barcelona para completar el eje seleccionado junto a Gaby Milito y Mascherano. Javier ya dijo que "le encantaría jugar con el mejor del mundo". Hay algo en esta sociedad futbolera que habilita a la esperanza. Son compatibles, se entienden bien, se van a buscar siempre. Para llegar a ser un gran equipo se necesita funcionamiento. Esto se consigue con tiempo de trabajo, la participación de todos los futbolistas y un entrenador que logre convencerlos de su idea y de su ejecución. Batista debe darle sentido y contenido a su proyecto de "juego de posesión y pases". Necesitará laterales puros, centrales que achiquen para adelante y un mediocampo que elabore los ataques para que Messi juegue en los metros de la verdad. Desde Real Madrid, Di María e Higuaín le ofrecen más variantes ofensivas. El Ángel zurdo ha conquistado a Mourinho como wing derecho, la posición original de Messi en Barcelona. Gonzalo convive sin problemas con el protagonismo de Cristiano Ronaldo. Convertirse en el "Villa de Messi", lo enriquecerá como futbolista. Si quieren, repitamos conceptos ciertos y obvios como "hay que saber defenderse", "el equilibrio es importante" y "con nombres ya no gana nadie". Pero hoy, como frase de efecto, elijo la del título de esta nota. Ojalá Checho se la tome muy en serio.  

 

 

 

 

 

Fuente: Varsky, Canchallena.com


« VOLVER

Pastore Javier

Pastore Javier
  • Club Actual: Paris Saint-Germain
  • Fecha de nac.: 20/06/1989
  • Nac.: Argentino / Italiano
  • Mediocampista Ofensivo

 
borde
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Seguinos en: Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Facebook Compartir en Linkedin Google+ Follow Me on Pinterest