Noticias

Me vino bien que haya venido Placente

foto

Con el ex River ya emigrado, Voboril se ganó un lugar con recorrido criterioso en el carril izquierdo. Sin embargo, le encuentra aprendizaje a la lucha con Diego.

EL LATERAL, CLASE 87, FUE CAMPEÓN DEL CLAUSURA 2007 CON EL CICLÓN. TAMBIÉN ACUMULA ROCE DE SELECCIÓN JUVENIL. De repente, la puerta se abrió inesperadamente, de par en par. Y descubrió un tobogán que desembocó derechito a la titularidad. Después de haber realizado vigorosamente la pretemporada con el resto del plantel, Diego Placente marchó al Girondins Bordeaux de Francia. Y su lugar, inmaculado por la experiencia, quedó libre. Ahí reapareció Germán Voboril, con los bríos propios de un juvenil, campeón en el Clausura y en el Mundial Sub 20 2007, luego relegado. Y con dos buenas actuaciones, ante River e Independiente, en el Torneo de Invierno que vio consagrarse al Ciclón, demostró que el carril izquierdo tiene quien lo cuide. Claro, la primera lectura es que la llegada del ex River retrasó el despegue de este fan de la música de Ricardo Arjona. Pero Voboril tiene su propia visión, positiva, por cierto. "Diego era un jugador muy importante para el equipo. A mí me vino bien que él haya venido a San Lorenzo porque aprendí mucho viéndolo jugar. Ahora me toca estar a mí y espero poder reemplazarlo de la mejor manera", dice el zurdo, de 21 años. --¿Cómo te sentís con tres atrás? --Por suerte en este esquema nuevo con tres en el fondo estoy jugando y le tengo que dar para adelante para hacer lo mejor. El equipo se está amoldando a jugar así, necesita rodaje para ir adaptándose. -¿Qué cambia para vos? --Y, tengo que atacar un poco más, por todo el sector izquierdo. Es algo importante para mí, porque tal vez tengo más responsabilidad. --¿Qué función específica te pide Russo que cumplas? --Por momentos tengo que ser un volante, llegar al fondo, ser salida por la izquierda. Mi lugar natural es el de marcador de punta, pero éste es un lindo puesto. Me gusta mucho. --¿Qué adquiriste de Placente? --Mucho. Cómo pararse en la cancha, el orden que tiene para jugar... Además es una gran persona. Pero lo que más me llamó la atención es la serenidad que tiene con la pelota en los pies. El otro día hablábamos de eso con algunos chicos del plantel, que es increíble cómo maneja la pelota a pesar de lo que vayan a apretar. --¿Le envidiás un poco eso? --(Se ríe). Me encantaría tener la tranquilidad y el panorama de Diego, pero yo creo que eso lo voy a ir logrando con los años. --Son los campeones del invierno. ¿Creés que San Lorenzo todavía puede jugar mejor cuando empiecen la Sudamericana y el torneo? --Seguro, necesitamos minutos para ir mejorando. Hay que concentrarse en acostumbrarnos al esquema. Después nos vamos a ir soltando, jugando mejor, porque tenemos grandes jugadores. Por eso, para mí es un orgullo ser parte de este equipo.
« VOLVER

 
borde
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Seguinos en: Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Facebook Compartir en Linkedin Google+ Follow Me on Pinterest