Noticias

“Más allá de las lesiones, somos River”

foto

  Al Pity, con más confianza que nunca, no lo desanima ni la mala racha: dice que con los que jueguen le pueden hacer partido a Estudiantes. Y admite que ahora piensa más...

 Si el Pity Martínez fuera un gato, al término del semestre pasado habría perdido su sexta vida. Le quedaba una, o se la dio Gallardo, y el tipo la está defendiendo como si realmente fuera la última. Y defendiendo literalmente: ahora el tipo recuperar la pelota, hace un sacrificio que antes no hacía. Y juega más suelto, acaso porque ya no había mucho que perder, porque cuando debutó en River después de romperla en Huracán, de la insistencia del Muñeco en dos mercados de pases consecutivos, de una inversión en ARS multimillonaria por su ficha, de que le dieran la diez que usaron Alonso, Ortega o su propio entrenador, todos esperaban todo de él y más también.

 

 

Esa enorme expectativa, esa guirnalda de yunques de expectativas ajenas que tenía colgada del cuello cuando salía a la cancha, se evaporó y (Bob Dylan escribió alguna vez que cuando no tenés nada, no tenés nada que perder) ahora se lo ve más descontracturado, más liviano, enfocado, maduro, más jugador, en definitiva. Como si al fin hubiera desculado el truco para jugar en la Primera de River como si lo hiciera en el patio de su casa.

 

 

-¿Cuál es el truco, Pity?

-No sé. Creo que esto, principalmente, es todo de Marcelo (Gallardo), que me dio todo su apoyo y confió en mí, y eso me dio tranquilidad. Y después en base a buenos rendimientos se lo pude devolver. Hoy me siento mucho más cómodo, muy cómodo.Por ahí estoy en otra posición, puedo ayudar al equipo en algunos aspectos que antes no le aportaba. No cae tanto el peso sobre mí y ahora tengo más libertades para jugar y buscar el espacio que dejan los rivales.

 

 

-Más allá de la posición, lo que más te pedía Gallardo era que pensaras un poco más con la pelota. ¿Lo empezás a lograr?

-Sí, creo que ahora pienso mucho más, mejoré un montón en eso. Por ahí estoy más tranquilo y eso me ayuda a ver mejor las cosas, a levantar la cabeza a la hora de los centros o en la pelota parada. Y no sólo se trata de pensar, creo que a la hora de recuperar la pelota y de ayudar a la defensa también evolucioné... Todo va sumando. Obviamente, tengo mucho para seguir mejorando, pero me siento bien.

 

 

-¿Estabas ansioso por demostrar todo lo que se esperaba de vos? ¿Eso te bloqueaba a la hora de resolver dentro de la cancha?

-No, no es que estuviera ansioso por eso, aunque a veces sí me pasaba que quería terminar la jugada rápido y no era el momento para hacerlo. Ahora es distinto: analizo mejor las opciones que tengo y por ahí veo a un compañero mejor ubicado y se la doy a él. Quiero que mis compañeros hagan los goles en el área.

 

 

 

-Se notó contra Unión: diste tres asistencias.

-Sí, por suerte en ese partido me salieron las cosas. Pero no es que antes no quisiera asistir, si el semestre pasado fui el que más asistencias tuvo en el equipo... El otro día pude meter tres y por suerte fueron importantes para el equipo, que es lo que yo quiero. Ojalá sigan las asistencias.

 

 

 

-Y los golazos como contra Arsenal...

-Ja, también. Estuvo lindo, lástima que después no se terminó ganando. Pero el gol fue importante: habíamos hablado con Driussi en la previa sobre picarla y se me dio. Ahora la tiene que picar él. En general trato de pegarle fuerte, pero esta vez vi cómo la defensa retrocedía y el arquero se adelantaba y la tiré: contra Independiente Santa Fe por la Recopa también lo intenté y pegó en el travesaño, ya me iba a salir... Aunque repito, no nos fuimos contentos con el resultado y eso es lo importante.

 

 

-¿Qué les pasa que pierden tantos puntos contra equipos de menor jerarquía?

-Mirá, creo que los puntos que perdimos nosotros fueron principalmente contra Patronato y Arsenal, porque en el resto hubo méritos de los rivales que nos plantearon muy bien los partidos. Pero somos conscientes de lo que pasó el domingo: no lo supimos aguantar y tenemos que aprender de eso. Tenemos que ser más fuertes para manejar los momentos de los partidos con más inteligencia, porque hay veces en las que no se puede jugar. Estamos jugando bien, pero no lo podemos mantener los 90 minutos. Lo bueno es que nos pasa ahora y no al final del torneo: falta mucho y ahora nos toca enfrentar a Estudiantes y tenemos la posibilidad de descontarle puntos.

 

 

-Y justo tienen tantas bajas para enfrentar al puntero. ¿Las lesiones caen en el peor momento?

-No, creo que estamos bien, más allá de las lesiones de algunos compañeros importantes. Nosotros somos River, eh. Todos los equipos lo saben. Y el jugador que juegue lo va a hacer bien y nosotros lo vamos a apoyar. Obviamente lamentamos las ausencias, pero estamos unidos y creemos que el sábado podemos hacer un buen partido.

 

 

 

-Debés ser el único que festejó por jugar en el Ducó...

-¡Sí, obvio que festejé! Jugar en la cancha del Globito para mí es una alegría muy grande. Cuando me enteré, me puse muy contento. Es mi casa...

 

 

-¿En este momento te sentís el de Huracán?

-No sé si el de Huracán, creo que ahora estoy en otro puesto y soy un jugador más completo en algunas cosas que marcaba antes. Tengo 23 años y me queda muchísimo por aprender: de hecho, después de los partidos miro el video y veo cómo recupero un montón de pelotas que en mi etapa anterior no recuperaba. Y está bueno que me lo reconozcan...

 

 

 

-¿Hubo un consejo de Gallardo o algo que te haya hecho el click?

-No es que haya habido uno en especial, pero Marcelo sí me decía las cosas que tenía que mejorar. En las prácticas le demostré siempre que estaba, aunque reconozco que en los partidos las cosas no me salían. Y en lo personal, haber sido padre es algo que me hizo madurar mucho de golpe, que me cambió la vida cotidiana, el día a día. Eso me cambió mucho la cabeza también. Todo se alineó. Y mi familia, mis compañeros y el técnico siguieron confiando en mí.

 

 

-¿Y vos? ¿Confiabas? ¿O acaso te bajoneaste con las críticas?

-Nunca desconfié de mi juego. Sabía que con la continuidad iba a rendir más y que por ahí la gente que no me reconocía, más adelante lo iba a hacer. Y eso me dejaba tranquilo. Siempre tuve esa confianza a pleno, eso es todo para un jugador. Y más en uno con las condiciones que yo sé que tengo.

 

 

 

-¿Cuánto creés que te falta para ganarte a la gente definitivamente?

-Mirá, yo no me quiero ir de River sin dejar una buena imagen. Tengo todo para hacerlo. Por eso me quiero quedar y por eso estoy feliz por haber renovado contrato hasta junio del 2020. Eso es un espaldarazo. Significa que en el club ven el esfuerzo que estoy haciendo.

 

 

 

-¿Te ayudó jugar con D’Alessandro? ¿Te sacó un poco de presión?

Seguro. Tanto Andrés como Jony, Leo y otros compañeros que no están, en su momento me hablaron y me aconsejaron para que estuviera tranquilo. Y es algo que pasa mucho acá, que los más grandes ayudan a los más chicos para que mejoren. Somos un gran grupo. Y eso se nota en las difíciles.

 

 

 

Fuente: Olé.


« VOLVER

Martínez Gonzalo

Martínez Gonzalo
  • Club Actual: River Plate
  • Fecha de nac.: 13/06/1993
  • Nacionalidad: Argentino
  • Mediocampista Ofensivo

 
borde
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Seguinos en: Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Facebook Compartir en Linkedin Google+ Follow Me on Pinterest