Noticias

Mano a mano

foto

La primera semifinal de la Copa del Rey en el Camp Nou terminó en empate. Villa puso en ventaja al equipo Che, mientras que Xavi igualó para el local, que tuvo desde el arranque a Gaby Milito y Messi. Banega jugó en la visita.

El valencia quedó mejor parado de lo que esperaba. Y hasta pudo haber terminado mejor aún. Hoy, en el Camp Nou, por la ida de la semifinal de la Copa del Rey, el equipo de Ever Banega igualó 1-1 con el Barcelona, a pesar de ir ganando hasta el último minuto de partido. En el local, Messi llegó a los cien partidos con la camiseta blaugrana. En la única aproximación valencianista, el equipo del holandés Ronald Koeman desmontó las ilusiones de un Barcelona crecido, que iba a más y que tenía enjaulado a su rival, especialmente en la segunda parte, en la que no le dejó casi respirar. Pero cuando el partido ya vivía el último suspiro, Xavi logró el empate de un disparo rasante. Los dos conjuntos salieron decididos a buscar suerte en el arco rival y fue el Barcelona el más incisivo, especialmente en la que fue la jugada del primer tiempo, cuando los defensores del Valencia rechazaron hasta tres veces sendos disparos del equipo de Frank Rijkaard. Primero, Xavi, después Eto'o y, finalmente, Messi. La pelota finalmente la rechazó el italiano Marco Caneira con el pecho. Con el correr de los minutos, el Valencia se metió atrás y el local fue con todo por el primer gol. Pero fue en una contra del Valencia la que llevó más peligro al arco rival. Joaquín remató y la pelota superó la línea de gol, pero el árbitro anuló el tanto porque el mediocampista la había bajado con la mano. Disparos de Messi, con chilena incluida, lanzamientos de Thierry Henry, y algunos intentos desde larga distancia del francés y del marfileño Touré fue todo lo que hiz el Barcelona, sin poder vulnerar al arquero del Valencia. El primer tiempo se iba 0-0. En la banda derecha, Ever Banega y Joaquín controlaron bien a Henry y a su compatriota Eric Abidal, mientras que en el centro, Maduro y Silva se encargaron de Xavi, no así por la izquierda, por donde Messi superó insistentemente al italiano Emiliano Moretti. Messi, que estuvo muy batallador en la primera parte, intentó en solitario deshacer la igualdad en los compases iniciales del segundo tiempo pero se topó ante un más que inspirado Hildebrand, que pese a no detener casi ni un balón, los despejó casi todos. El Barcelona se lanzó a la desesperada en busca del gol que quitase la ansiedad que ya le empezaba a pesar demasiado. En el minuto 58, el gol parecía cantado para los barcelonistas en un contragolpe iniciado por Eto'o, pero el portero del Valencia respondió al lanzamiento de Messi y a todo intento rival. Al final del partido, el Barcelona se quedaba sin goles tras diecisiete lanzamientos contra el arco de Hildebrand, y el Valencia se llevaba momentáneamente el partido en el único lanzamiento contra la portería de Víctor Valdés, en una acción precedida por dos cambios que realizó Frank Rijkaard y que podrían haber desajustado al equipo. Pero llegó la última acción del partido, en la que el Barcelona se lanzó con todo y un seco disparo de Xavi permitió a su equipo empatar el partido cuando se habían disputado ya tres minutos del tiempo de descuento.
« VOLVER

 
borde
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Seguinos en: Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Facebook Compartir en Linkedin Google+ Follow Me on Pinterest