Noticias

Los jugadores se ponen solos: Banega

foto

 El mediocampista acompañaría a Mascherano en la mitad de cancha para darle juego y enganchar las líneas.

 Las frases hechas siempre naufragan en el debate: si su peso lo tienen por ser frases o por ser hechas. A Edgardo Bauza esas discusiones le dan lo mismo: el día en que anuncia en Ezeiza esta lista de jugadores de Selección Argentina que utilizará para estas fechas, dice la frase para justificar las maneras de acomodar las piezas que tienen. "Los jugadores se sacan y se ponen solos", explica, envuelto en el papel de saber por zorro. Alguien le pregunta si jugarán juntos Ángel Di María, Lionel Messi, Sergio Agüero y Gonzalo Higuaín y él detalla que la titularidad se define mucho por intuición, por ver los ojos que ponen los futbolistas para entrenar. Esa parece ser una razón: la otra se da cuando se analiza que, en un partido, las cosas no salieron bien y hay piezas por ajustar. En esa hipótesis, entra Ever Banega.

 

 

En Perú, más allá del desempeño individual, la estrategia se pegó un golpe: partir al equipo, marcar con seis y atacar con cuatro, situar en la mitad de cancha apenas dos volantes, que esos dos sean encima de marca, complicó la elaboración de juego. Cuando el partido se moría, Bauza puso a Banega y, más allá del resultado, el estilo cambió y el desempeño mejoró. "Este equipo necesita de la pelota para tener el control de juego", analizaba Gerardo Martino, en la Copa América de Chile. "Si hace falta cambiar el juego que me gusta en función de la comodidad del grupo, lo haré", se respondía el Tata, un año después, en la Copa Centenario de Estados Unidos. El Patón, en cambio, habla de equilibrio, pero el tiro le salió por lo desequilibrado. En esa hipótesis, entra Banega.

 

 

A Argentina le costó unir las líneas de ataque y de defensa, sobre todo, cuando tuvo la posibilidad de atacar. En función de recuperar, también se exhibió, pero casi siempre pudo solucionarse. La creatividad fue lo que más costó. Ni Javier Mascherano ni Matías Kranevitter tienen esa entre las montones de especialidades que tienen. Tras la lesión de Lucas Biglia y la de Augusto Fernández, Bauza decidió suprimir la figura del futbolista que controla los tiempos: sin Lionel Messi, además, eso costó el doble. Pero esa función siempre se asume, no hay equipo que no la tenga y, en tal caso, recae sobre el que es capaz de hacerse cargo o sobre el grupo reconoce como tal: al de Barcelona, entonces, como si fuera ley de gravedad, le cae esa responsabilidad. Le cuesta. Entonces, de local, contra Paraguay, uno de los peores equipos de las Eliminatorias, hay que cambiar. En esa hipótesis, entra Banega.

 

 

"Ever es el que maneja los tiempos", dijo Martino, modificando su opción de la Copa anterior, donde el lesionado Javier Pastore no podía jugar. Al mediocampista, ahora, de Inter le generaba vergüenza y decía que era demasiado. Sin embargo, en la cancha ocupaba ese rol y, en los papeles, demostraba: llegó a ser el futbolista de mitad de cancha en adelante con mejor precisión de pases. Llegó a la final contra Estados Unidos con los músculos muy cargados, pero tuvo una final dignísima. Su lenguaje fue el más parecido al de Messi. Bauza, por un tiempo, prefirió dejarlo de lado. La otra variante, en este caso, era Guido Pizarro. Pero hace falta un cerebro creativo. En esa hipótesis, entonces, entra Banega.

Fuente: goal.com


« VOLVER

Banega Ever

Banega Ever
  • Club Actual: FC Inter Milan
  • Fecha de nac.: 29/06/1988
  • Nacionalidad: Argentino
  • Volante Central

 
borde
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Seguinos en: Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Facebook Compartir en Linkedin Google+ Follow Me on Pinterest