Noticias

La noche de Jesús

foto

se iluminó para convertir el segundo gol, jugó tal vez su mejor partido en Boca y se fue otra vez ovacionado por esa misma gente que antes lo reprobaba...

Tantas veces antihéroe, tantas veces cerca de los silbidos, de la reprobación, ahora Jesús Dátolo se está acostumbrando a verse del otro lado del mostrador, a ponerse el traje de figura, a irse de la cancha con aplausos, esa dulce melodía que en Boca está empezando a conocer. Ayer fue otra vez determinante. Y en un partido de extrema presión, acaso el examen que le faltaba rendir para ratificar que su titularidad en el equipo, hoy, es merecida: porque jugó, probablemente, su mejor partido con la azul y oro. Y porque marcó, seguramente, su gol más importante desde que está en el club. Si los dos que le hizo a Gimnasia de Jujuy los había valorado como tales, ni hablar del que marcó esta vez, nada menos que por la Copa, con el significado que tiene en sí mismo. También, claro, por la definición. Porque ayer Jesús tuvo esa frialdad que tanto se le reclamaba, ese instante de lucidez que antes era confusión y apuro. Amagó a tirarle el centro a Palermo (la jugada lógica), engañó así a su marcador y al propio Henao y, cuando vio el hueco que había dejado el arquero en el primera palo, la tocó de zurda, suave, a la red. Irreprochable definición, de alta calidad, digna de ese jugador que comienza a mostrar en Boca el talento que se le vio Banfield. Y para dejar, en ese momento, en una inmejorable situación a su equipo: 2-0 a los 20 minutos, más allá de que Boca haya sido preso de ese resultado 53 minutos más. Con mucha movilidad, jugando prácticamente de enganche (aunque más recostado sobre la izquierda) fue el mejor jugador de Boca en el primer tiempo. Y luego salió, cansado, reemplazado por Neri a los 26 del segundo. Ya
« VOLVER

 
borde
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Seguinos en: Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Facebook Compartir en Linkedin Google+ Follow Me on Pinterest