Noticias

"Fue el regalo que mi vieja menos esperaba"

foto

El volante está orgulloso por el obsequio que le hizo a su madre tras meter su primer gol oficial. "Se emocionó cuando vio la remera que le preparé por su cumple", dijo.

La vieja remera, gastada de tanto uso debajo de la camiseta de Racing, nunca conoció la luz porque su dueño no había podido conquistar su primer gol... "No me la puse más porque Juan (Campoy), el utilero, me la perdió. Lo voy a matar, ja. Tenía una foto mía y de mi vieja y le escribí la frase 'mamá te amo'", relata Claudio Yacob, enternecido y con la satisfacción de la revancha en el bolsillo. Un día, una tarde, la Flaca por fin saldaría una cuenta pendiente en dos sentidos. Fue el domingo, cuando sacudió la red por primera vez en su carrera con la camiseta de la Academia en un torneo oficial (había hecho uno en el verano y otro con la Sub 20) y lo celebró con una carga emotiva considerable: se levantó la casaca y expuso frente a las cámaras una remera con la leyenda "feliz cumple mamá". "Aunque ella no es muy expresiva, cuando vio mi festejo en Fútbol de Primera me agradeció mucho. Me dijo que fue muy lindo el regalo que le hice, el que mi vieja menos esperaba. No imaginaba que iba a mostrar esa remera y, mucho menos, que yo haría un gol, ja. Yo me tenía mucha fe, por fin pude darle un obsequio así", cuenta el volante central, el capitán del equipo fue la figura ante Arsenal por su claridad con la pelota y carácter. Su vida personal y futbolística cambió. Antes padecía por el grave problema de salud de Graciela, su mimada madre, cuya existencia física había corrido serio peligro el año pasado. Esa misma desdicha le había provocado un bajón anímico que influyó directamente en su nivel de juego en un equipo que penaba como él. Hoy irradia una alegría con la que, apenas finalizado el partido, viajó hacia su Carcarañá natal, Santa Fe, para visitar a su familia "muy humilde, con mi papá que es laburante y mi mamá ama de casa. Ellos hicieron muchos sacrificios por mí y me encanta agradecerles todo". -¿A partir de ahora se vienen más goles? -No, no, es lo mismo que le pidas más goles al Chaco Martínez. El tiene que cumplir primero con lo suyo y después sí pensar en otra cosa. Lo más importante es que el equipo salga de esta situación comprometida con el promedio. -¿Cómo definís el momento que vivís? -Muy bueno. Pero en general. Antes de entrar a la cancha, el domingo, el grupo se propuso tratar de disfrutar de todo: del espectáculo que iba a generar la gente de Racing, de la cantidad de hinchas que había llegado, de la buena racha de resultados... Había que jugar con tranquilidad y personalidad para tener la pelota. -¿Antes no gozaban? -No, sinceramente, no. Gracias a Dios todo cambió con estos resultados y la gente también gozó con este equipo. Hoy estamos tranquilos y contentos por el buen juego, aunque seguimos obligados a ganar porque los rivales de abajo también van sumando. -¿Qué creés que demostraron ante Arsenal? -Nos convencimos de que podemos jugar bien al fútbol y ganar. Demostramos que le podemos ganar a cualquiera, sea el que sea. Cuando estás fuerte, se les puede dar pelea a todos. -Se notó que todos querían tener la pelota, cosa que antes no ocurría. -Es verdad. Pasa que, si bien la gente de Racing siempre alienta, el apoyo es mayor cuando vas ganando por dos goles de diferencia. Y eso te da mucho más empuje y serenidad para jugar. -¿Sienten que es difícil que pierdan? -Mirá, hace siete partidos muchos pensaban que era complicado que ganáramos. Ahora hay que ser regulares, que es lo más difícil, tratando de usar estos buenos partidos de la forma más positiva. Hoy estamos muy fuertes y ojalá sigamos así después del próximo partido. Estamos confiados, aunque vamos a enfrentar a un rival difícil como Vélez, el puntero. No tenemos que creérnosla. -¿Sólo creció la confianza o hay algo más? -Nosotros sabíamos que podíamos lograr esta racha. Fue por un conjunto de cosas. Por ahí fue clave que ganáramos algunos partidos importantes porque nos soltó más y alcanzamos un mejor fútbol. -¿Cuáles eran tus sensaciones cuando ganaban pero sin jugar bien? -Hay partidos que los tenés que ganar sí o sí. Y otros en los que podés jugar mejor. Por ejemplo, en el segundo tiempo contra Banfield y River, no es la manera en que tiene que jugar Racing. Hay que pensar en lo que hicimos ayer (por el domingo). Si seguimos con esa mentalidad, vamos a tener más posibilidades de ganar. El chico que a los 12 años empezó a jugar en las Inferiores de Boca y se volvió a Carcarañá "porque extrañaba mucho a mi gente", a los 14 recaló en Racing y allí comenzó su historia relevante en el fútbol. Campeón del mundo con la Sub 20 en Canadá, hoy La Flaca, a los 21 años, luce el brazalete de la Academia y símbolo de un equipo en alza que ahora les infunde respeto a todos los adversarios. Sin excepciones.
« VOLVER

 
borde
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Seguinos en: Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Facebook Compartir en Linkedin Google+ Follow Me on Pinterest