Noticias

Es un Caballero que no te deja en banda

foto

bandaEl delantero entró con el partido 0-2 y resultó clave para el empate. "Soy delantero, vivo del gol", dijo. Ya lleva dos festejos en el torneo.

El zurdazo de media vuelta entrará junto al palo derecho. Fue una notable definición. Goleador de la Reserva, promesa de gol que no llegaba a concretarse, Pablo Caballero parecía condenado a repetir la trayectoria de otros delanteros de la cantera académica destacados en Inferiores, pero sin consolidación en Primera. Pero le llegó la ocasión para reinvindicarse. Primero aprovechó en el clásico con River, en la 8ª fecha de este torneo, cuando metió el tercero de Racing para el 3-2 que luego fue empate. Lo de anoche elevó el rango, tanto que fue el responsable de que su equipo se fuera de Sarandí con un punto cuando el pronóstico anunciaba derrota segura. Su primer aporte fue en la maniobra que derivó en el penal, cuando Díaz y Pellerano impedieron con falta su ingreso al área grande. Y luego, en el 2-2, arrancó un ataque con un cabezazo en mitad de cancha y lo cerró con una media vuelta de zurda, con la pelota en alto, que se clavó junto al palo derecho. Noche redonda la del flaco... "Estoy contento por el gol. Soy delantero, vivo de esto. Por eso convertir me hace bien. Pero lo más importante es que esto es bueno para el equipo", afirmó, satisfecho porque aportó algo que, por ahora, no sobra en la nómina del Chocho Llop: un referente ofensivo que se especialice en la definición. De hecho, en los dos últimos juegos, Caballero ocupó el lugar en el banco como único punta. Y en los dos encuentros saltó al césped. El empate le dejó dos miradas. Por un lado, algo de insatisfacción porque "hasta podríamos haber ganado. Después del empate tuvimos chances para ganarlo. Creo que no hubiese sido injusto, ya que estábamos dos goles abajo sin haberlo merecido". El otro foco, para el grandote de 1,92 metro, brinda algo de luz: "Empatar después de levantar dos goles tiene valor. Sacamos un resultado que sirve para reforzar nuestra confianza". Que lo diga él, que espera repetir el grito...
« VOLVER

 
borde
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Seguinos en: Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Facebook Compartir en Linkedin Google+ Follow Me on Pinterest