Noticias

Erviti le ganó la pulseada a Zapata

foto

Banfield derrotó a Vélez en la ida de la Copa Sudamericana.  La vuelta será el 26/09. En una noche fría, mojada y con mucho viento en Liniers, Banfield supo sacarle diferencia a Vélez en el partido de ida de la Copa Sudamericana, gracias al criterio de Walter Erviti que supo vestirse de conductor en un terreno difícil de manejar.

03-09-2010 --  Cuando los encuentros se presentan con un clima tan adverso, los encargados de distribuir el balón en el centro de la cancha pasan a tomar un protagonismo mayor, y con buen pie Erviti encontró la fórmula para hacer rendir a su equipo.

 

 

 

En cambio Víctor Zapata intentó buscar espacios, con orden en la etapa inicial y con más desesperación en el complemento, pero las ideas no terminaron de desarrollarse por falta de cohesión y por la rapidez del campo.

 

 

 

Erviti, como cada vez que se pone el traje de profesional, terminó siendo determinante para su equipo. Es un jugador que tiene una calidad asombrosa, pero su cualidad más importante es la inteligencia y la eficacia con la que despliega el juego.

 

 

 

La jugada clave del encuentro llegó a los 29 minutos del primer tiempo. De un ataque de Vélez nació una contra letal del Taladro. Cristian García mató la pelota de pecho en el circulo central, Erviti levantó la cabeza y abrió hacia su izquierda para Rubén Ramírez. Este profundizó con Marcelo Carrusca que lo encontró a García, el mismo que la empezó, sin marca dentro del área. El delantero tardó en definir por la humedad de la bola, pero mantuvo la serenidad y anotó el único gol del partido.

 

 

 

Muchos critican el juego del equipo dirigido por Julio César Falcioni, dicen que es un equipo áspero y poco entretenido para ver. Pero no se toman el tiempo para observar el orden y la claridad con la que cada una de las piezas se desenvuelven. El mensaje del técnico parece ser muy claro, y los jugadores lo entienden a la perfección.

 

 

 

Banfield ganó gracias al aporte de García y porque tuvo lo que se le exige a los conjuntos exitosos, una columna vertebral sólida. Ese pilar estuvo bien respaldado por los costados y hubo una regularidad general en todas las líneas, con algunos destacados.

 

 

 

Gareca movió las fichas en el segundo capítulo metiendo a Silva, Moralez y Martínez. El tridente intentó cambiarle la cara al equipo y el poder ofensivo aumentó, pero la estrategia no terminó siendo fructífera. Ni la presencia del histórico ídolo José Luis Félix Chilavert, que presentó la camiseta con la "V" dorada del Centenario, pudo ayudar a vulnerar la valla del impenetrable Bologna

 

 

 

Luego de un arranque perfecto en el Torneo Apertura con tres victorias, el equipo de Gareca atraviesa una semana preocupante. Arrancó con derrota frente a Boca, este jueves lluvioso patinó ante Banfield, y ahora el domingo, cueste lo que cueste, espera cambiar la cara cuando reciba al puntero River.

 

 

 

 

Fuente: ESPN.


« VOLVER

 
borde
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Seguinos en: Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Facebook Compartir en Linkedin Google+ Follow Me on Pinterest