Noticias

Erviti dio otra muestra mágica de su talento

foto

Dueño. Maneja a la perfección el juego del equipo de Falcioni

04-10-10 -- Es el jugador emblema de Banfield. Es el que tiene el campo de juego en la cabeza. Es talento en su máxima expresión. Es Walter Erviti, ese enganche adorado por propios y extraños, y que no sólo es desequilibrio y buen juego, sino que cuando tiene que luchar, meter y correr, es uno de los primeros en hacerlo.

 

 

 

A los dos minutos de juego, Erviti empezó a desplegar toda su magia con un taco que se transformó en pared con Sebastián Romero. Luego, a los 22, un pase suyo en profundidad a Zelaya casi le posibilita marcar el segundo gol del partido. Es cierto, son dos situaciones puntuales, pero lo que marca a este talentoso volante es su manera de cargarse el equipo al hombro. Se muestra, se mueve, busca la pelota en espacios vacíos para asociarse con sus compañeros... Hasta parece que está más adelantado que el resto. Es más, maneja una de las principales herramientas (las jugadas con pelota detenida preparadas por Julio César Falcioni) a la perfección: dos tiros libres ejecutados por él derivaron en un envío que bajó Dos Santos y que terminó con Víctor López perdiéndose el gol abajo del arco y en un frentazo de Marcelo Bustamante que tapó Carrizo.

 

 

 

Como si esto fuera poco, a ese notable talento que tiene, también le aportó el sacrificio. Porque claro, Erviti también marca, se tira al piso y recupera balones. Y eso los hinchas se lo reconocieron con una ovación cuando fue reemplazado a los 44 minutos del segundo tiempo por el delantero Jerónimo Barrales.

 

 

 

¿Fue por cansancio? No parece. Si bien durante la semana los trascendidos indicaban que el DT iba a dejarlo en el banco debido a la apretada agenda que tiene el conjunto del Sur, finalmente Falcioni (“La decisión de poner a los titulares la tomé el sábado al mediodía”, fue su justificación) decidió introducirlo de arranque. Y como para muestra vale sólo un botón, el jugador más talentoso del equipo se llevó a la carga, a los 32 minutos de la segunda mitad, a un par de defensores de River y solo Juan Pablo Carrizo pudo detener su marcha al gol.

 

 

 

Puede ser repetitivo, reiterativo y hasta un cliché decir que Erviti tiene un talento que no parece agotarse, pero actuaciones como las de ayer a la noche producen que los hinchas de Banfield y, también, los rivales, se pongan de pie para rendirle tributo a un jugador que no se cansa de desparramar talento en todas las canchas.

 

 

 

Por algo, los entrenadores no pueden encontrarle un cerrojo a su juego. Y por algo es respetado por todos.

 

 

 

Fuente: Clarín.


« VOLVER

 
borde
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Seguinos en: Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Facebook Compartir en Linkedin Google+ Follow Me on Pinterest