Noticias

El mimado de Maradona cambió insultos por aplausos

foto

Pasaron los tiempos en que Jesús Dátolo era el hombre más resistido por la hinchada. Hoy, el viejo preferido de Diego es uno de los jugadores que mayor alegría le da a Boca. Sacrificio y gol, las claves

"Si venden a Dátolo, sólo me van a ver en el palco", anunciaba Diego Armando Maradona a principios de 2007, pese a que todavía no cumplía oficialmente funciones como asesor de Boca. En ese entonces, sus palabras no tenían demasiado sustento. Es que el ex jugador de Banfield había cosechado sólo insultos desde su llegada al club de la Ribera. Era el blanco de los cuestionamientos de la hinchada y de los "retos" de los entrenadores de turno, con Ricardo La Volpe como máximo exponente. Parece ser que el "click" llegó a base de confianza, porque desde que empezó a ser titular (casi) sin discusiones el mediocampista elevó considerablemente su rendimiento. De hecho ya marcó, en medio semestre, casi la misma cantidad de goles que había anotado desde su arribo: 4 de 9. Dos los convirtió ayer, en el sufrido triunfo de Boca 2-1 sobre Gimnasia en Jujuy. No sólo eso. Además de poder ofensivo, Dátolo le aporta al equipo marca y garra, que a su vez ahora resulta más efectiva que el esfuerzo desesperado que mostraba en sus primeras épocas. Por esto es que el volante, a punto de cumplir 24 años, vive un presente dulce. Días atrás, en un programa de televisión, reconocía que parte de esa sensación se la asegura el hecho de no escuchar aquel murmullo molesto cada vez que toca la pelota. Si se parte desde el momento en que dejó Banfield para probar suerte en Boca, podría asegurarse, sin lugar a discusiones, que para Jesús Dátolo todo tiempo pasado fue peor.
« VOLVER

 
borde
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Seguinos en: Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Facebook Compartir en Linkedin Google+ Follow Me on Pinterest