Noticias

Con goles de Muñoz y Viatri, Boca le ganó 2-0 al Palmeiras

foto

El nuevo Boca se hace de atrás para adelante. La línea de tres que se convierte en siete anduvo como un relojito en el debut. Y justo cayó el refuerzo que más pedía el DT...

10-07-2010 --  Hay que ir acostumbrándose a este nuevo Boca, a ver caras distintas, principalmente en la defensa. Cristian Lucchetti (o Javier García), Christian Cellay, Juan Manuel Insaurralde y ahora, encima, también Matías Carruzo.

 

En el estreno del nuevo ciclo, ya se vieron mejoras considerables en el equipo, por el nivel individual de los refuerzos y por la flamante estructura defensiva, con una línea de tres a la que se le suman dos carrileros y dos volantes centrales.

 

Cellay, con la cinta de capitán en su brazo derecho y ya convertido en líder defensivo que fue voz de mando que ordena, da el paso al frente y cierra a espaldas de sus dos stoppers, fundamentalmente hacia su izquierda. Ezequiel Muñoz, en esta oportunidad, se acomodó por la derecha y hasta hizo un gol.

 

E Insaurralde se paró por la izquierda, aunque muchas veces cuando la jugada venía por su sector buscaba proteger el área por arriba y dejaba que saliera el líbero a cortar sobre el lateral. De Cellay, el DT valora, además de todo lo que habla desde su posición, la voz de mando que muestra afuera. Lo hizo en las prácticas y hasta para poner calma ayer durante la demora del vuelo.

 

Pero volviendo al fútbol, el juego defensivo de este Boca del Bichi no se reduce a esos nombres. Como reconoce el técnico, los tres de la última línea se convierten en siete cuando se viene el equipo rival. Marín, lateral derecho convertido ahora en carrilero, retrocede hasta conformar la línea de cuatro. Y Monzón hace lo mismo -menos- por la izquierda para ser el quinto hombre. También están los volantes centrales, Erbes y Méndez, firmes delante de la defensa. El primero se muestra muy ordenado tácticamente y el otro, más movedizo pero con mucho compromiso para cerrar en diagonal hacia atrás y cubrir a Monzón. Las ventajas del doble 5...

 

Como si no fuera suficiente para el Boca hipergoleado en el último torneo, a la llegada de un arquero y de dos defensores ayer se confirmó la de Caruzzo, quien supo ser hace muy poquito el líder defensivo del Argentinos campeón.

 

Con esta incorporación, la idea inicial del técnico es que Caruzzo ocupe el puesto de líbero como lo hacía en Argentinos, Cellay juegue por la derecha en la posición que ayer ocupó Muñoz y que Insaurralde siga por la izquierda. A esta estructura también le falta un carrilero (Clemente o Fierro) y los número 5 titulares, Medel y Battaglia (cuando se recupere).

 

En el inicio, igual, este Boca supo mantener el cero. Que no es poco.

 

 

Fuente: Olé.


« VOLVER

 
borde
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Seguinos en: Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Facebook Compartir en Linkedin Google+ Follow Me on Pinterest