Noticias

Banega, la pieza comodín del rompecabezas de la selección

foto

 La polifuncionalidad del ex volante de Sevilla le da soluciones a Martino, a pocos días del comienzo de la Copa América; es una respuesta a muchos interrogantes.

 El rompecabezas de la selección tiene piezas rotas, algunas maltrechas y otras que todavía ni siquiera forman parte del tablero. El revoleo ocurre, además, cuando la cuenta regresiva para el debut en la Copa América empieza a acelerar. Cavila Gerardo Martino sobre qué hacer para darle forma a un equipo que ya no podrá ser el que había imaginado en las tardes solitarias de Ezeiza, mientras diseñaba la lista de 23 elegidos. En ese mar de interrogantes, sin embargo, brilla una certeza con peso específico propio: Éver Banega como respuesta a todo.

Enganche en las juveniles de Boca, típico 5 en la Primera el único año que jugó allí y volante por los dos costados en sus experiencias europeas: hace rato que dejó de ser algo para convertirse en todocampista. Su experiencia europea -Valencia, Atlético Madrid y Sevilla antecedieron su próximo desembarco en Inter- lo certifica. Acaba de cerrar su lucido paso por el club andaluz jugando detrás del delantero centro, reviviendo sus épocas de chico. Esa posición acrecentó su relación con el gol: en la última temporada -en la que su club ganó la Liga de Europa- marcó 9 en 45 partidos.

 

 

 

Fue en esos primeros años con la pelota cuando se cruzó por primera vez con Leo Messi. Banega la pateaba para Nuevo Horizonte y el petisito que la llevaba atada, para Grandoli: "Era un clásico del baby rosarino", contó hace unos años en El Gráfico sobre aquellos enfrentamientos. Con el capitán de la selección comparte también el amor por Newell's, que a él lo llevó a jugar seis meses en el club antes del Mundial de Brasil.

 

 

Haber quedado fuera de los 23 que eligió Sabella lo golpeó mucho, pero a que cicatrizara la herida lo ayudaron bastantes las recurrentes convocatorias de Martino. Al entrenador lo seduce un atributo que Banega incorporó en Europa: jugar simple. "A uno o dos toques", dirá el volante. Fue con este técnico que dio el paso de integrante del plantel a titular. "Ahora es un jugador de ataque", lo describió el propio Tata, justificando por qué lo juntaba en la misma línea del campo con Biglia y Mascherano.

 

 

 

Pero las contingencias juegan en contra de la selección y de esa versión ofensiva del volante. El rosarino tendrá que hacer memoria y volver a los 18, cuando debutó en Boca; la lesión de Biglia obligará a realizar un movimiento para que el rompecabezas termine de armarse. Una semana atrás, Martino recibió a Banega en Ezeiza con la idea de colocarlo como volante derecho en la habitual línea de tres, con permiso y obligación de escalar hacia el arco rival; ahora asoma con fuerza la posibilidad de que Banega retroceda en el campo para situarse a un costado de Mascherano y el dibujo táctico cambie a un 4-2-3-1.

 

 

No parece que el cambio de planes vaya a preocuparlo especialmente: a este admirador de Xavi le gusta jugar. Donde sea, pero jugar siempre. "Tengo mucha relación con Banega, de amor y odio. Yo lo quiero porque es un chaval que ama el fútbol. Además, se hace querer y cuando llegas a él, te entrega su fútbol", lo despidió de Sevilla hace diez días Unai Emery, su entrenador.

 

 

 

Ese retrato de jugador rebelde se lleva bien con él, que ha tenido cruces con varios entrenadores. En Inter lo recibirá Roberto Mancini, que como bienvenida elogió justamente "el carácter" del argentino. Martino rescata su versatilidad, una condición que lo hace diferente a la mayoría de los otros mediocampistas incluidos en la lista argentina para la Copa.

 

 

 

Esa polifuncionalidad le despeja un problema al técnico, que de todos modos deberá lidiar con otros para armar el equipo del debut. Messi aterrizará en San José a dos días del partido, después de tres largos viajes y con el impacto de haber sido el objeto de un juicio en España: ¿llegará en buen estado físico o habrá que sentarlo en el banco? Sin Lavezzi disponible, ¿quién podría ocupar ese lugar si estuviera vacante? ¿Puede ser Augusto Fernández quien se incorpore a los medios? ¿O se correrá Di María hacia el centro y Gaitán correrá por la banda izquierda?

 

 

 

Como sea, en ese ir y venir está marcada con resaltador la pieza número 19. La del muchacho que duerme solo en una habitación del tercer piso del hotel donde vive la selección. El que dice que, cuando el 29 de junio cumpla 28 años, querrá festejarlo con la medalla de campeón.

 

 

 

 

Fuente: La Nación.


« VOLVER

Banega Ever

Banega Ever
  • Club Actual: FC Inter Milan
  • Fecha de nac.: 29/06/1988
  • Nacionalidad: Argentino
  • Volante Central

 
borde
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Seguinos en: Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Facebook Compartir en Linkedin Google+ Follow Me on Pinterest