Noticias

Apertura 2011: puro empate y Boca con más ventaja

foto

Apenas se convirtieron 14 goles. A Boca se le caen los soldados pero ahora le lleva 6 puntos a Racing y Rafaela

17-10-2011 -- La fecha 11 del Torneo Apertura ha sido la más pobre de todas en cuanto a goles y nivel de juego exhibido: tan sólo hubo 14 gritos repartidos en cuatro triunfos y seis empates, de los cuales, cuatro de ellos terminaron en cero.

 

 

El fútbol argentino provoca dolor de ojos al ver partidos cada vez aburridos, de pocos goles y emociones y de escaso nivel técnico. Encontrar un pequeño lujo, alguna chispa de talento o jugada colectiva es el gran desafío que los 20 equipos para volver a seducir a los hinchas.

 

 

Con 24 unidades, el líder Boca Juniors estiró un poco más la ventaja a seis puntos sobre sus perseguidores Racing Club y Atlético Rafaela –ambos con 19-  que no supieron aprovechar el empate xeneize. La Academia hizo tablas ante San Martín en San Juan, mientras que la Crema recibió una goleada ante un Estudiantes que quiere comenzar a levantarse luego de haber jugado su mejor partido de la temporada.

 

 

Habrá que esperar recién a hasta la fecha 14 para saber si alguno de los dos escoltas puede alcanzar a Boca, y para que eso suceda se tiene que dar una serie de variantes: Racing deberá ganar los próximos dos partidos (Lanús y Estudiantes) y Rafaela conseguir un triunfo en la fecha 12 (Argentinos), y que el xeneize pierda contra Colón en esa misma jornada y caer ante la Crema en la fecha siguiente.

 

 

El líder empató pero… ¿ganó o perdió?

 

Hablando de resultados, Boca tuvo la gran posibilidad de ampliar la ventaja a ocho puntos tras conocer los resultados de sus escoltas de antemano, el empate de Racing y la derrota de Rafaela. Sin embargo, el xeneize no supo cómo derrotar a Belgrano en La Bombonera, por lo que no le ha quedado más remedio que

 

 

conformarse con el empate sin goles para llevar seis  puntos de ventaja a sus máximos perseguidores y estirar su invicto a 21 partidos.

 

 

Sin haber tenido una gran producción, el equipo que dirige Julio Falcioni jugó algo mejor que su rival y contó con algunas situaciones claras para llevarse la victoria, pero el ingresado Nicolás Blandi anduvo con el pie torcido para vencer a Olave, que se hizo gigante para defender en su arco convertirse en la gran figura del partido.

 

 

Boca fue un equipo con mayor volumen de juego y creación con Riquelme en la cancha (estuvo muy fastidioso por la marca pegajosa de Belgrano) y fue otro  cuando Román tuvo que abandonar el campo de juego por una nueva lesión en el talón. La ambición por ganar era la misma, y si bien tuvo chanches, el equipo careció de un conductor genuino al momento de generar una situación de riesgo, más allá de los intentos aislados de Leandro Gracián para provocar el impacto.

 

 

El juez Pablo Abal, de muy mala actuación, fue muy permisivo en el juego brusco que ejercieron ambos equipos y tampoco vio cuatro jugadas claves en el área de Belgrano que podría haber desencadenado el triunfo de Boca si alguno de esos cuatro penales (un manotazo a Viatri, una agarrada del brazo a Riquelme y otra a Blandi y un pisotón a Erviti) hubieran sido sancionados.

 

 

A juzgar por lo visto en esta jornada, el empate no le sienta mal a Boca más allá que no supo cómo llevarse los tres puntos ante el Pirata, que esta vez estuvo muy apagado.

 

 

Pero lo más grave es la lesión que sufrió Riquelme (recibió un golpe en su talón) y sobre todo Lucas Viatri, que se perderá lo que queda del campeonato al comprobarse una rotura de ligamentos cruzados de su rodilla izquierda que lo alejará de las canchas por siete meses.

 

 

Así, con Riquelme nuevamente lesionado (¿llegará frente a Colón, la próxima semana?) y sin un nueve de área, Boca Juniors tendrá que rebuscárselas para seguir adelante en la punta hasta que finalice el Apertura.

 

 

Habrá que ver en qué condiciones jugará el talentoso enganche xeneize que una vez más vuelve a lesionarse en un momento tan sensible para el equipo por haber perdido a su goleador y porque su futuro de ¿posible campeón? pasa exclusivamente por lo que el “10” pueda desplegar en las próximas siete fechas.

 

 

Estudiantes se levanta

 

Con Verón en la cancha, el Pincha volvió a tener el protagonismo similar al campeonato que obtuvo en el Apertura 2010 y por momentos su juego generó recuerdos imborrables de la conquista de la Copa Libertadores, en 2009.

 

 

El anuncio del retiro de su jugador emblema (abandona el fútbol en la última fecha, ante Unión) pareció ser una inyección anímica en los jugadores, que lograron un categórico triunfo sobre Rafaela, uno de los animadores del torneo, por 3 a 0 en cancha de Quilmes.

 

 

Verón volvió a demostrar toda su jerarquía con su gran visión de juego como estratega, desplegando su habitual repertorio de cambios de frente y pelotazos pelotazos precisos para abastecer a los goleadores del partidos Gastón Fernández (la figura, con dos goles de gran factura) y Mauro Boselli, que volvió a marcar y de pecho, para cosechar la segunda victoria de Estudiantes en lo que va del campeonato y tratar de dejar los últimos puestos  de la tabla.

 

 

En San Juan, Racing no pudo quebrar el cero frente al ascendido San Martín, que lo tuvo a mal traer en algunos pasajes de un pálido encuentro.

 

 

La ausencia de su goleador colombiano Teo Gutiérrez se hizo notar en la delantera, además que el equipo de Diego Simeone careció de fundamentos para alcanzar los tres puntos. Parece ser que un triunfo sobre Boca sería la única manera que Racing tiene para acortar distancias y estar enchufado en el torneo.

 

 

Los grandes salen de la mala racha

 

San Lorenzo e Independiente, dos grandes en crisis y ambos con 14 puntos, volvieron a entregarles alegrías a su gente y ponerle paños fríos a la situación deportivo-institucional que atraviesan ambos equipos.

 

 

Por un lado, el Ciclón, que se vio superado en el juego de Banfield en el primer tiempo, logró un importante triunfo para calmar los ánimos frente al Taladro, por 1 a 0. El gol del delantero uruguayo Salgueiro ha sido un grito de alivio para descomprimir la situación por un rato, permitiéndole a su entrenador Omar Asad continuar con un poco más de aire ya que el equipo comienza a tomar distancia de la promoción.

 

 

El Rojo, en cambio, trató de olvidarse su cuarta copa que perdió en el año (acaba de quedar eliminado frente a la Liga de Quito, por la Sudamericana) a partir de una sufrida victoria sobre el complicadísimo Godoy Cruz, por 2 a 1 en Avellaneda, cuando se moría el partido.

 

 

Además, Vélez (17) encadenó su tercera victoria consecutiva al golpear a Lanús (16) que pasó de animador a venirse en picada, por 2 a 1 en cancha del granate. Canteros marcó un golazo y Pizzaro –en contra- contribuyó para que el Fortín se llevara los tres puntos jugando al fútbol que le gusta a su gente.

 

 

Esta nueva conquista del Fortín permite a los de Gareca tomar mayor confianza y a pesar de estar a ocho puntos de Boca, el último campeón de fútbol argentino se asoma como el gran obstáculo del xeneize, porque Vélez buscará dar pelea hasta el final ya que aun tiene siete fechas por delante para descontar más alla que tiene la cabeza en la Sudamericana.

 

 

Sin embargo, los de Liniers tienen como aliciente enfrentar a los de Falcioni cerca del final y, por qué no, soñar con repetir el título ante este nuevo Boca disminuido.

 

 

Apertura = "Deportivo empate"

 

Hasta aquí lo más destacado de la fecha, porque Newell’s (10) y Arsenal (13) y Argentinos (9) Colón (18) aburrieron demasiado con el cero a cero.

 

 

En tanto, Unión (14) y All Boys (11) no se sacaron ventajas tras el 1-1 en Santa Fe mientras que Olimpo (12) y Tigre (17) -el primero en promoción y el otro en descenso directo – también igualaron en un tanto en un aceptable partido en Bahía Blanca.

 

 

Así están las cosas, con el fútbol deslucido en las canchas, donde se hace cada vez más difícil apreciar una maniobra individual o una buena jugada colectiva en cada partido. Boca sigue puntero y ahora sin un delantero neto y sin embargo estira su ventaja.

 

 

Habrá que ver cuál será la fortaleza del xeneize sin Viatri ni Riquelme, y si surgirá algún equipo que sepa aprovechar esta circunstancia, buscando el arco de Orion y que se anime a quitarle el invicto. Aunque es más que evidente que el resto sigue en deuda con su juego en este Apertura cada vez más empobrecido.

 

 

 

Fuente: Notio.com.ar


« VOLVER

 
borde
Compartir: Compartir en Facebook Compartir en Twitter Compartir en Linkedin
Seguinos en: Seguinos en Twitter Seguinos en Youtube Seguinos en Facebook Compartir en Linkedin Google+ Follow Me on Pinterest